diciembre 22, 2017

TRASTORNO OBSESIVO COMPULSIVO (TOC)

El trastorno obsesivo coompulsivo también se conoce como la enfermedad de la duda la de las mil caras, la enfermedad silenciosa, la de los Y Sliiii. Es un trastorno mental diferenciado por obsesiones y compulsiones.

Las obsesiones son pensamientos, impulsos o imágenes que llegan a la mente del afectado y no pueden controlar, son egodistónicos,, totalmente contrario a su voluntad, esto les produce miedo, culpa, vergüenza, ansiedad y para calmar estos síntomas recurren a las compulsiones. Las compulsiones pueden ser físicas o mentales.

Las compulsiones  físicas y por tanto visibles, puede servir de ejemplo: cerrar la puerta repetidas veces, subir las escaleras pisando los escalones en numero par, lavarse compulsivamente las manos, entre otras muchas.

Las compulsiones mentales no son visibles pero las sufren con el mismo nivel de ansiedad… por ejemplo: repetir mentalmente una frase, contar las ventanas de un edificio, rezar de una manera compulsiva…

Las compulsiones también se conocen como rituales que realizan para calmar la ansiedad, pero esto solo lo consigue de manera momentánea, el pensamiento vuelve y recuren otra vez a la compulsión, cada vez el ritual sera mas repetido sin conseguir calmar su ansiedad entrando en una espiral incluso en un bloqueo mental y esto les puede ocupar gran parte de su tiempo, pudiendo incluso ser discapacitante para desarrollar las tareas cotidianas de su día a día.

  • El TOC es la enfermedad de la duda, es miedo a tener miedo y este miedo es el que alimenta al propio TOC.
  • El TOC es el gran desconocido, pese a padecerlo entre un 2 o 3 % de la población y estar entre las 5 primeras enfermedades psiquiátricas más comunes.
  • Según la OMS se encuentra entre las 20 primeras enfermedades más discapacitantes
  • El TOC suele ir asociado a otros trastornos como, el de ansiedad, de conducta, de Tics, depresión, entre otros.
  • El TOC suele debutar en la adolescencia, aunque generalmente se observan síntomas desde la niñez. Sin embargo es posible que aparezca en cualquier momento de la edad adulta.

Los pensamientos obsesivos pueden ser de diferentes tipos:

  • Impulsos, que se caracterizan por ser agresivos y causar un miedo irracional a ocasionar  cualquier tipo de daño a las personas más cercanas.
  • Temores o fobias, generalmente enfocados al temor de contaminarse al tocar cualquier cosa o ser tocados por alguien, o la obsesión por defectos físicos que perjudican su imagen corporal, o actitudes hipocondriacas.
  • Ideas, que se manifiestas por una obsesión por el orden, la limpieza, el transcurrir del tiempo, etc.
  • Dudas que les llevan a comprobar todo de forma reiterada para evitar problemas o catástrofes: la cerradura de casa, la espita del gas, las ventanas, la luz.

Los pensamientos obsesivos, a su vez, generan en la persona que los padece una reacción defensiva que se traduce en compulsiones, es decir, en actos repetitivos cuyo fin es evitar las consecuencias de los propios pensamientos. Puede reconocer que son actos absurdos, pero si no los realiza aumenta la ansiedad. Síntomas del TOC

Los síntomas del TOC se traducen en actitudes concretas que están recogidas en las guías clínicas internacionales:

  • Intolerancia a la incertidumbre: todo tiene que estar bajo control como única vía de obtener seguridad, ya que tiene grandes dificultades a la hora de afrontar situaciones inesperadas o desenvolverse en situaciones ambiguas.
  • Sobreestimación de la amenaza: se magnifica la probabilidad de que ocurra una catástrofe.
  • Perfeccionismo: no se toleran errores y todo tiene que ser perfecto, por lo que se revisan las cosas una y otra vez.
  • Responsabilidad excesiva: se construyan reglas y esquemas de conducta basados en la responsabilidad de hacer siempre lo correcto y que se ponen en práctica cuando se producen unas circunstancias concretas.
  • Creencias sobre la importancia de los pensamientos: se magnifica la importancia de los pensamientos propios y especialmente de su significado, que no es otro que el que él mismo les atribuye. La importancia de controlar los propios pensamientos: necesitan controlar los pensamientos de modo que no pueda pensar en determinadas cosas.
  • Rigidez de ideas: las ideas inamovibles, sin atender a cualquier argumentación que pueda modificarlas, es un medio para adquirir seguridad.

Los pensamientos y las compulsiones serán distintos dependiendo del tipo de TOC que sufra el afectado.

Estos son solo algunos de los tipos de TOC que existen

GENERALIDADES DEL TOC

-El TOC produce insomnio, sueño interrumpido y pesadillas. Si esto se agudiza mucho puede que se complique con depresión.

-Esto puede producir que se levanten cansados y fatigados y a su vez eso le lleva a enfrentarse peor a su día a día, a sus obsesiones y rituales.

-El TOC es miedo a decir tengo miedo. El afectado nunca rompe el contacto con la realidad de ahí su sufrimiento ¨No soy yo¨¨Es el TOC¨ (Una frase muy efectiva).

-El TOC nunca ejecuta, es solo un mensaje falso en mi cerebro, no se apodera de la voluntad de la persona: ¨Yo no quiero hacerlo¨. De ahí el sufrimiento del afectado. Tienen sentimientos de culpa, de miedo a las consecuencias, tristeza, baja autoestima, incomprendidos…

  • El TOC es una de las pocas enfermedades que no responde al efecto placebo.
  • Es muy importante cerebro-conducta-mente, cuando cambia la conducta la persona mejora notablemente.
  • Si piensas que algo es TOC… es TOC. La realidad no se siente como TOC.
  • La medicación se usa como flotadores hasta que el afectado empieza a mejorar y poco a poco puede ir disminuyendo.

 

Enlace del Psiquiatra Victor Navarro explicando detalladamente que es el Trastorno Obsesivo Compulsivo y la medicación más eficaz.

•Enlace del Psiquiatra Victor Navarro explicando qué es la personalidad obsesiva (ya nombrada en el vídeo anterior) y la diferencia con el TOC.

El Trastorno Obsesivo-Compulsivo

•Artículo de la BBC, sobre cómo es vivir con TOC
http://www.bbc.com/mundo/noticias/2013/08/130730_salud_trastorno_obsesivo_compulsivo_toc_ch